superior

Estimulación cognitiva

4121725243 a902c42785 z

Programa de estimulación cognitiva

La estimulación cognitiva, incluye todas aquellas actividades que persiguen mejorar el funcionamiento y las capacidades cognitivas en general (memoria, lenguaje, cálculo, atención, concentración, razonamiento, abstracción y praxias) por medio de programas de estimulación. Consiste en estimular y mantener las capacidades cognitivas existentes, con la intención de mejorar o mantener el funcionamiento cognitivo y disminuir la dependencia del enfermo. Está probado que la estimulación cognitiva consigue retrasar el avance de la enfermedad, teniendo en cuenta que la evolución de cada enfermo es diferente. Todas las personas en nuestro día a día, rara vez rendimos al límite de nuestras capacidades, debido a que nuestra situación no suele requerir ese funcionamiento al máximo. Además, todos tenemos una reserva cerebral, es decir, una parte de nuestra capacidad reservada, que puede estimularse mediante el aprendizaje y el entrenamiento. Esta reserva cerebral reduce considerablemente la clínica de las demencias, incluida la enfermedad de Alzheimer, lo cual justifica la importancia de incidir en ella mediante la estimulación cognitiva.

El ser humano cuenta con una serie de capacidades (cognitivas, funcionales,  motoras, emocionales y psicosociales) que le permiten su adaptación al entorno y dar respuesta a las exigencias de éste. Cada una de ellas tiene un papel específico en dicho proceso de adaptación. Por ejemplo, gracias a las capacidades motoras podemos andar, caminar, realizar, en definitiva, cualquier tipo de acción que implique movimiento de una forma coordinada. En el caso concreto de las capacidades cognitivas, éstas nos permiten llevar a cabo actividades tales como reconocer a las personas que nos rodean, imaginar lo que voy a hacer mañana, o recordar lo que hice el día anterior.

IMG 0031

Alzheimer

Cualquier capacidad humana se caracteriza, entre otras cosas, por poder ser mejorada a través de la experiencia y la práctica. Pues  bien, la Estimulación  Cognitiva  se  define  como el  conjunto de técnicas y estrategias que pretenden optimizar la eficacia del funcionamiento de las distintas capacidades  y funciones  cognitivas  (percepción, atención,  razonamiento, abstracción, memoria, lenguaje, procesos de orientación y praxias) mediante una serie de situaciones y actividades concretas que se anticuan y estructuran en lo que se denominan “Programas de Estimulación”.

La Estimulación Cognitiva puede ser aplicada a cualquier individuo, puesto que cualquiera de nosotros podemos mejorar nuestras capacidades para ser más hábiles y diestros. En estos casos, los objetivos de este tipo de intervención son:

a) Desarrollar las capacidades mentales.

b) Mejorar y optimizar su funcionamiento.

Ejemplos de este tipo de intervenciones son los programas de estimulación temprana en la infancia, los programas o talleres de mejora de la memoria en la tercera edad.

 

Facebook Likebox Slider